Parcialidad al servicio de la represión. Para la judicatura no existen los abusos policiales.

Carlos Martínez. Publicado en el número de enero de Mundo Obrero.

rea de indignación popular causada por la crisis se está centrando contra el mismo elemento: la impropiamente llamada “clase política”. Por el contrario hay otros estamentos a los que no estamos prestando la debida atención. Evidentemente, entre los causantes y mayores beneficiarios de la crisis se encuentran la burguesía y el capital. Y junto a ellos cómo cómplices o aliados de la actual situación nos encontramos, entre otros, con el aparato coercitivo del Estado, formado por la policía antidisturbios, las prisiones, el Ministerio Fiscal y el Poder Judicial.

En la configuración teórica del estado de derecho, fiscales, jueces y tribunales deberían ser los máximos garantes de la legalidad y, especialmente, de los derechos fundamentales y libertades públicas. Los acontecimientos de estos últimos años, se puede asegurar que la gran mayoría de los jueces y fiscales que han tenido que conocer de cuestiones relativas al orden público, no han actuado con la parcialidad debida y bajo criterios ideológicos.

Las protestas de la clase trabajadora ha sido, esencialmente, pacíficas y han concurrido por los cauces legales y dentro de los derechos y libertades recogidos por la actual Constitución. A pesar de esta evidencia, todos somos testigos directos o a través de los medios de los graves abusos de actuaciones policiales, entre las que podemos destacar agresiones, en ocasiones con resultados muy graves1; identificaciones masivas sin causa aparente; “retenciones” colectivas y con una duración muy superior a la necesaria para una identificación, detenciones por hechos que no constituyen delito o, en todo caso, por una presunta falta constando el domicilio del detenido. Pero, sobretodo, se está haciendo un uso abusivo de la fuerza sin justificación en derecho2.

 Sin embargo, no conocemos ni un solo caso en el cual la autoridad judicial haya condenado a un agente o mando policial por hechos que tienen todos los caracteres de delito. Los magistrados, que tan duros han sido con militantes de izquierda, como en el caso de Alfón, no han tenido ocasión para demostrar que los derechos humanos no se pueden vulnerar por una simple ocupación pacífica de una vía pública.

Jueces y magistrados no cejan en reivindicar la independencia judicial frente al poder político (nada dicen del poder económico) y nosotros, el pueblo, debemos recordarles que la independencia no es un fin en sí mismo, sino que es una garantía para que ellos dicten resoluciones imparciales. Y este es el principal defecto de la casta judicial española, son muchas las sentencias que pecan de una evidente parcialidad en favor de los más poderosos.

Además del caso citado de la larga prisión preventiva de Alfón bajo un cruel régimen de aislamiento, hay que recordar que sólo hay un empresario relevante en prisión: Gerardo Díaz Ferrán. Pero no por dejar de pagar el salario a sus trabajadores, sino porque estafó a empresarios muy poderosos3. No hay banqueros en prisión, ni políticos de primera fila, ni defraudadores de hacienda, ni policías torturadores… En una ocasión, en el que coincidieron una buena gestión política que facilitó pruebas de las torturas y unos jueces valientes, el gobierno se ocupó de indultar a los torturadores. Esta facultad del gobierno, propia de otras épocas, ha venido a culminar el actual estado de injusticias, rescatando de la cárcel a los pocos policías torturadores y empresarios delincuentes que han podido ser condenados a prisión4.

Dos resoluciones judiciales recientes muestran la indefensión en la que nos encontramos frente a las actuaciones policiales abusivas. En una de ellas se absuelve a los policías que agredieron a manifestantes pacíficos, causando lesiones a una militante de Esquerra Unida/ Izquierda Unida y maltratado a otros muchos, entre otros a la coordinadora de esta coalición en el País Valenciano, Marga Sanz. Mientras tanto, el juez condena a dos militantes de la plataforma “Salvem el Cabanyal” por agresiones a la Policía Local, la que eran mucho menos graves que las causadas por miembros policiales. Este mismo juez condenó a Amadeu Sanchís, concejal del Ayuntamiento de Valencia, por una falta de injurias contra el honor del conocido ultraderechista y empresario de la prostitución, José Luis Roberto, por una nota de prensa que condenaba la historia de genocidio de la ultraderecha.

Paralelamente, otro juez de instrucción de Valencia archivaba la denuncia que interpuso Marga Sanz contra la actuación policial contra los estudiantes menores de edad valencianos, por la agresiones policiales y la “retención” de los menores durante horas sin que se permitiera a sus padres comunicarse con ellos.

Como han mostrado constantemente las elecciones de asociaciones profesionales, los jueces, fiscales y secretarios judiciales españoles son mayoritariamente conservadores, son cuerpos mucho más escorados hacia la derecha que el resto de la sociedad española5. A ello se suma el aviso a navegantes que ha supuesto la condena a Baltasar Garzón por investigar la trama delictiva Gurtel ligada al Partido Popular. Todos los jueces incumplen plazos, no puede ser de otra manera, todos se erran en una u otra ocasión o incumplen garantías de los imputados… pero mientras no dicten resoluciones molestas para los poderes políticos y económicos saben que no serán expedientados.

Sólo en el grave problema de los desahucios, los jueces españoles han demostrado cierta sensibilidad social pero reflejada muy tímidamente todavía en sus resoluciones, a pesar que sí que existen vías legales para atajar los abusos bancarios. Ahora, cuando se está pidiendo por sectores de la izquierda un proceso constituyente, sería buen momento para repensar la justicia, y cómo conseguir un poder judicial democrático, representativo y verdaderamente imparcial frente a los poderosos, puesto que el actual sistema judicial a los ciudadanos ya no nos sirve.

—————————————————-

1Una manifestante resultó herida con el resultado de pérdida del globo ocular http://www.20minutos.es/noticia/1670221/0/mossos-pelotas-goma/barcelona-puig/14n-huelga-general/

2Sobre los límites del uso de la fuerza policial: http://old.kaosenlared.net/noticia/uso-fuerza-policial-espana-cuba

3Fue denunciado por los empresarios de AC Hoteles, Barceló, Iberojet y otroshttp://politica.elpais.com/politica/2012/12/05/actualidad/1354695125_272799.html

4Los indultos del gobierno de Rajoy http://wiki.15m.cc/wiki/Lista_de_indultos

5Sobre las elecciones coorporativas judiciales http://www.rebelion.org/noticia.php?id=96981

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s